Domingo, Julio 25, 2021
0,00 USD

No hay productos en el carrito.

La Familia Mitchell vs. Las máquinas

Opinión

Todos los años hay una que otra sorpresa en el cine de animación. Además de los títulos de Pixar y Disney, nominados al Oscar desde antes de su primer trailer, se suman una gran variedad de estrenos de diversas parte del mundo. Para este año hay competencia asegurada. “La Familia Mitchell vs. Las máquinas” ha entrado con fuerza.

Festivales aparte, la nueva película de Sony Pictures Animation (y el equipo detrás de Spider-man: into the Spiderverse) ya es favorita de muchos en lo que va del año. Aunque recién vamos un tercio cumplido y la caballería pesada (que este año será voluminosa) está por llegar, seguramente quedará en esas listas de “Top del Año” que se publican al final del 2021.

En “La Familia Mitchell vs. Las máquinas” seguimos a Katie Mitchell, una adolescente quien a puertas de entrar a la escuela de cine (un sueño que atesoraba desde siempre), se ve enfrentada a la rebelión de las máquinas (inteligencia artificial). Junto a su disfuncional familia, tendrán que ver la manera de unirse, sobrevivir y quizás, salvar al mundo. 

Tal como vimos y disfrutamos en las aventuras del arácnido, la película cuenta con un popurrí de estilos y formatos animados que cuajan a la perfección y que se vuelven el sello de distinción para este estudio. Hasta tienen guiños a “Lizzy McGuire”, y el rojo de las pantallas de las máquinas nos recuerdan a la IA HAL de 2001. De hecho, cuentan que incluso acá hubo mayor dificultad y tuvieron que dar un siguiente paso en el plano animado. El resultado es un frenesí dinámico y espectacular, que se convierte en una gran aventura, pero que evita algunas pausas necesarias para asimilar la experiencia. 

Ese sería nuestro único “pero”. Algunas lagunas minimalistas, donde se pone la marcha en neutro, nos son necesarias para dar un respiro, aligerar la mente y seguir con el recorrido. Hay tanto por mostrar, contar y experimentar, que terminó agotando u obligando al espectador a pasar muy rápido la página, siendo uno incapaz de abrazar lo sucedido, darle espacio al llanto o volver memorable uno de los tantos instantes épicos y geniales. Porque los hay muchos (La secuencia Furby en el mall, cada vez que aparece Monchi en acción, la mamá en modo “La Novia”, etc.) 

“La Familia Mitchell vs. Las máquinas” termina siendo una grata sorpresa. Una historia original que no necesita apoyarse en un superhéroe conocido, construyendo varios personajes para el recuerdo. Diversión azucarada para grandes y chicos. Gran plan. 

 

8/10

Cinestesiahttp://cinestesia.pe
Empresa peruana dedicada a la difusión y promoción del cine. Contamos con una multi-plataforma web que incluye un servicio de streaming, cursos online, un network laboral hecho para artistas, entre mucho más. También contamos con una gran comunidad virtual en redes sociales, así como un local físico en la ciudad de Lima, en el que se llevan a cabo proyecciones, talleres, conversatorios y mucho más.

ARTÍCULOS RECIENTES

Salivando, o mi primer día en Cannes

Por ejemplo, estuve en una sala de cine con Tilda Swinton 3 veces, esas son más veces de las que he ido al cine con mi papá. O como estuve sentada a un metro de Bill Murray, quien luego hizo un show sorpresa con Jan Vogel y compañía. O como entré a una función al lado de Song Kang-ho, los dos, solos, lado a lado, haciendo contacto visual. O cómo me congelé estando en la presencia de Charlotte Gainsbourg y Jane Birkin. Pasó eso y mucho más. Estas son situaciones que parecen ser sacadas de algunos de mis sueños, pero en Cannes, los sueños están a la vuelta de la esquina. O sino, están como Almodóvar, caminando por el malecón.

Cannes – Último día

Seguimos nuestro periplo por el Festival de Cannes extremadamente emocionados por ser nuestra primera vez. Porque no pisábamos un cine desde hace casi un año y medio (en Perú siguen cerrados). Porque es nuestro primer festival internacional al que asistimos de manera presencial. Mejor debut imposible. Porque luego de un sinfín de trámites, permisos, esperas y días previos en Paris (nos “sacrificamos” por la causa) por fin llegamos a la Costa Azul. Con su sol interminable, aguas cristalinas y mucha, pero mucha gente contenta y sonriente.

Cannes – 9no día

Seguimos nuestro periplo por el Festival de Cannes extremadamente emocionados por ser nuestra primera vez. Porque no pisábamos un cine desde hace casi un año y medio (en Perú siguen cerrados). Porque es nuestro primer festival internacional al que asistimos de manera presencial. Mejor debut imposible. Porque luego de un sinfín de trámites, permisos, esperas y días previos en Paris (nos “sacrificamos” por la causa) por fin llegamos a la Costa Azul. Con su sol interminable, aguas cristalinas y mucha, pero mucha gente contenta y sonriente.

Cannes – 8vo día

Seguimos nuestro periplo por el Festival de Cannes extremadamente emocionados por ser nuestra primera vez. Porque no pisábamos un cine desde hace casi un año y medio (en Perú siguen cerrados). Porque es nuestro primer festival internacional al que asistimos de manera presencial. Mejor debut imposible. Porque luego de un sinfín de trámites, permisos, esperas y días previos en Paris (nos “sacrificamos” por la causa) por fin llegamos a la Costa Azul. Con su sol interminable, aguas cristalinas y mucha, pero mucha gente contenta y sonriente.

Cannes – 7to día

Seguimos nuestro periplo por el Festival de Cannes extremadamente emocionados por ser nuestra primera vez. Porque no pisábamos un cine desde hace casi un año y medio (en Perú siguen cerrados). Porque es nuestro primer festival internacional al que asistimos de manera presencial. Mejor debut imposible. Porque luego de un sinfín de trámites, permisos, esperas y días previos en Paris (nos “sacrificamos” por la causa) por fin llegamos a la Costa Azul. Con su sol interminable, aguas cristalinas y mucha, pero mucha gente contenta y sonriente.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí