Sábado, Julio 13, 2024

Cannes 2023 – Último día

Opinión

L’été dernier

Sección: Competencia Oficial
Dirección: Catherine Breillat
Guión: Catherine Breillat.  Guion original: Maren Louise Käehne, May el-Toukhy
País: Francia
Reparto: Léa Drucker, Samuel Kircher, Olivier Rabourdin, Clotilde Courau, Angela Chen.

Catherine Breillat escribe y dirige una de las películas más polémicas del festival. Tanto por la premisa como por algunos rumores del rodaje. Y aunque esta suerte de “Lolito” tiene en sus matices, no poco que alabar, también es real que deja muchos temas en la superficie, abusando del espectador y dándonos más tarea de lo debido.

En “L’été dernier” seguimos a Ann (Léa Drucker), una reconocida abogada que vive junto a su esposo Pierre y sus hijas. La relación matrimonial no se encuentra en su mejor momento y la llegada de Theo (Samuel Kircher), hijo de Pierre con otra mujer, pondrá en peligro la dinámica familiar y… mucho más.

Películas sobre pederastia o relaciones entre adultos y adolescentes abundan en la historia del cine. Pero pocas veces han sido realizadas desde la visión de una directora y donde el abusador es una mujer adulta. En esa combinación novedosa y refrescante, aunque igualmente perturbadora y problemática, radica lo mejor de esta obra. Breillat, desde una mirada bastante elegante y sensible, aunque dura y fría cuando lo merece, nos coloca en medio de una escala de grises difíciles de digerir. Cuando golpea, prometiendo un puño delicado que termina siendo potente y grueso, consigue su cometido. Sin embargo, a veces deja espacios en blanco y alguno temas que merecían mayor profundidad en el aire.

Léa Drucker logra una de las mejores actuaciones de esta edición, interpretando a una mujer dura que se va resquebrajando y que se ve obligada a mantener aquellos pedazos unidos a toda costa, implique lo que implique. Este proceso que atraviesa, tan difícil de imaginar e interpretar, es llevado perfectamente.

Más allá de algún golpe bajo o desafío moral que puede sentirse excesivo, Breillat se mantiene a raya para no enlodarse por completo y salvar su pellejo o reputación. Para un director es dificilísimo salir vivo y coleando luego de tratar un tema tan complejo como este y, para ello, es necesario tener mucho talento. Uno que no termina (o no puede) de desplegar en su totalidad.

L'été dernier
Samuel Kircher y Léa Drucker en L’été dernier

“Perfect Days”

Sección: Competencia Oficial
Dirección: Wim Wenders
Guión: Takuma Takasaki 
País: Japón
Reparto: Koji Yakusho, Tokio Emoto, Arisa Nakano, Aoi Yamada, Yumi Aso, Sayuri Ishikawa, Tomokazu Miura, Min Tanaka

“Perfect Days” es la segunda película de Wim Wenders en esta edición y la única en competencia. Gran acierto de incluir ambas, porque esta es el mejor largometraje de ficción que ha hecho el director alemán desde “Don’t Come Knocking”. Y superior.

En “Perfect Days” seguimos a Hirayama (Koji Yakusho), un hombre adulto que vive una feliz y satisfecha rutina como limpiador de baños en Tokio. Todos los días los encara como si fueran el mismo, el único y el último. Agradecido por la vida y por un despertar tranquilo. Hasta que la llegada de un familiar cambie su hábito.

Wenders conversa sobre la soledad como una rutina de paz, tranquilidad y felicidad. O quizás, de escape. La austeridad del día a día en el que acompañamos a Hirayama es la clave de su felicidad y esta es solo alterada por algunos baños tecnológicos y rimbombantes de la capital japonesa, o del joven colega que lo acompaña en la limpieza. Esto le permite encontrar alegría y sonreír genuinamente con los detalles más insignificantes pero que, al ser constantes y gratuitos, le llenan la jornada. Además, él ha encontrado en el silencio una práctica revitalizante que le permite cuidar y guardar mucha energía que, de ser hablada, se perdería sin sentido. Es un hombre de pocas palabras porque entiende el poder que estas tienen e implican.

Es en esa dinámica en la que acompañamos al protagonista, con retazos de su día a día y algunas actividades recurrentes. Es casi como un documental sobre un hombre común y corriente. Sin embargo, poco a poco uno va entendiendo que lo común y corriente es su rutina pero que él es bastante más de lo que hace, nutrido por experiencias de una vida anterior muy distinta y distante a la que tiene hoy.

Finalmente Kōji Yakusho, ganador de la Palma a Mejor Actuación, está extraordinario y merece este y cualquier premio que venga en adelante. A fin de cuentas, puede ser bastante más difícil interpretar a un hombre común que a algún villano demencial.

Perfect Days Wenders
Koji Yakusho en “Perfect Days”

“Anatomie d’une chute”

Sección: Competencia Oficial
Dirección: Justine Triet
Guión: Arthur Harari, Justine Triet
País: Francia
Reparto: Sandra Hüller, Samuel Theis, Swann Arlaud, Milo Machado-Graner, Saadia Bentaïeb, Jehnny Beth, Antoine Reinartz

En este día final del festival, de repeticiones y clausura, recuperamos “Anatomie d’une chute”. Uno de los mejores dramas judiciales que hemos visto, y que va a nuestro top de esta edición. Con referencias a “El Resplandor” presentes y una soberbia actuación de Sandra Húller, se terminó llevando la Palma de Oro.

En “Anatomie d’une chute” seguimos a Sandra (Sandra Hüller), una reconocida escritora alemana que vive junto a su esposo e hijo (que es invidente), en una cabaña en medio de los Alpes franceses. Luego de una tragedia familiar, Sandra se vuelve la principal sospechosa, dando pie a una investigación para determinar si se trató de un suicidio o asesinato.

Justine Triet consigue marcar todos los “checks” necesarios en el género del drama judicial. Nos mantiene en vilo durante todo su metraje haciéndonos preguntas, creando teorías, cambiando de bando y sorprendiéndonos por uno que otro giro o nueva información que cambia el rumbo de las cosas. Pero además, inserta cualidades familiares, de pareja y maternales, desde una visión psicológica que no solo suma a la experiencia sino que la lleva por un camino particular. Una que quizás no veíamos desde “Kramer vs Kramer”, aunque esta siendo bastante más perversa y enigmática.

Esta evolución constante, lograda con bastante inteligencia y pulso, se sostiene sobretodo en la brillante actuación de Sandra Hüller, quien protagoniza en las dos ganadoras de esta edición de Cannes. La actriz alemana está en su mejor momento y eso, para nosotros, se agradece mucho.

Anatomie d'une chute
Sandra Hüller y Swann Arlaud en “Anatomie d’une chute”

“Elemental”

Sección: Competencia Oficial
Dirección: Peter Sohn
Guión: John Hoberg, Kat Likkel, Brenda Hsueh.  Historia: Peter Sohn, John Hoberg, Kat Likkel, Brenda Hsueh
País: EEUU
Reparto: Animación.

Pixar es sinónimo de calidad o ¿Lo era?. Desde “Toy Story” hasta “Intensamente” logró conquistar el cine animado y convertirse en lo que en su momento fue Disney con sus clásicos. Alrededor de dos décadas en las que se perfeccionaron y consiguieron el balance perfecto, construyendo un producto preciso tanto para adultos como para niños y, obviamente, para las masas. Las historias eran exageradamente creativas, los universos visionarios y, algunas veces, joyas pulidas hasta la perfección (Wall-E). Pero todo en la vida es cíclico y en ese girar, lo que no se transforma ni evoluciona, se hecha a perder. Hace casi diez años que Pixar se estancó y, sumando los nuevos tiempos del streaming, no ha logrado innovar ni adaptarse a los cambios.

En “Elemental” nos ubicamos en Ciudad Elemento, un mundo donde los elementos de la naturaleza, antropomorfizados, conviven en sus nichos. Los habitante de fuego son segregados ya que su composición es peligrosa para los demás elementos. Todo puede cambiar cuando Candela, una joven que trabaja en una tienda familiar conoce a Nilo, quien intentará cambiar la perspectiva que ella tiene del mundo.

De hecho “Elemental” es una película principalmente dirigida a niños. El humor, la poca profundidad y ligereza con la que son atajados algunos temas relacionados al amor, la marginación, xenofobia o racismo, son masticados para que el blanco central sean los infantes. No hay segundas lecturas ni mensajes encriptados para los adultos. El alimento es el mismo y es el menú de niños del restaurante. Ni siquiera el hecho de que sea una de las pocas, sino la única película de Pixar cuya historia central sea el romance entre dos jóvenes, le otorga el interés suficiente. Porque además, resulta ser una narración bastante manida que hemos visto antes, desde “Mi Gran Boda Griega” a “You People”. La estructura calcada.

Por supuesto que el valor técnico es incuestionable. Pixar hace años que ha logrado una animación en 3D que sobrecoge y asombra. Un que además se nutre de posibilidades infinitas al poder jugar con los elementos, las cualidades de estos y las reacciones al encontrarse. De ahí sale un nutrido universo con momentos ingeniosos y divertidos. Aún así, pudieron apretar el acelerador a fondo y aumentar un par de cambios para que la imaginación viaje a esos lugares no visitados antes y que el Pixar que conocemos (y que no está acá) le gusta descubrir.

Lamentablemente parece ser que la fórmula se agotó. Y la taquilla está respondiendo a ello. A ver si consiguen otro mago que traiga nuevas recetas. Pixar nos ha dado tanto que merece nuestra total paciencia.

Elemental

Fue así como Cannes nos despide un año más, con la mejor edición hasta la fecha con distancia (en nuestro aún corto recorrido). Nuestro mes favorito del año se terminó y nos dejó una enorme lista de títulos valiosos que poco a poco verán la luz de la cartelera o de alguna plataforma de streaming. Nos vamos profundamente agradecidos con nuestros lectores y seguidores, quienes hacen este sueño y camino posible y real. À revoir.

Cinestesia
Cinestesiahttp://cinestesia.pe
Empresa peruana dedicada a la difusión y promoción del cine. Contamos con una multi-plataforma web que incluye un servicio de streaming, cursos online, un network laboral hecho para artistas, entre mucho más. También contamos con una gran comunidad virtual en redes sociales, así como un local físico en la ciudad de Lima, en el que se llevan a cabo proyecciones, talleres, conversatorios y mucho más.

ARTÍCULOS RECIENTES

Cannes 77: Cine Francés

Así como Napoleón fue la película más antigua que vimos en la última edición (aunque se sienta vanguardista y vital), o que Leos Carax presentara su mediometraje “C'est pas moi”, mirando al pasado e invocando a Godard; probablemente la película más moderna en competencia, con el perdón de “The Substance” de Fargeat, fue “L’amor ouf” (clara alusión a L'amour fou) de Gilles Lellouche.

Cannes 77: Anora

La nueva favorita de muchos en esta edición de Cannes y que, si recibe algún premio (o más de uno), podría significar el inicio de un nuevo capítulo en la carrera del director.

Cannes 77: The Substance

Probablemente nunca se haya visto algo como “The Substance” en Cannes. Quizás nunca se vuelva a ver. Acá empieza el recorrido de este clásico instantáneo

Cannes 77: Kinds of Kindness

nos remite a un Lanthimos más oscuro, cínico y bizarro. Eso sí, esta comedia negra no es para todos, hay momentos que exigen un sentido del humor que, para algunos, puede ser sinónimo de sadismo o maldad.

Cannes 77: The Girl with the Needle

¿Es dura? Sí. ¿Es sádica? Probablemente. ¿Es una historia real? Lamentablemente.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí